REUNIÓN EEDD

El pulso de nuestra recién creada Fundación Educativa Santísima Trinidad se toma por su compromiso social, pastoral, educativo, pedagógico y vocacional. Creo que esta premisa nos queda clara a todos. Veríamos absurdo que un colegio que presenta en su ideario y en su nombre una clara opción trinitaria, no tuviera en su día a día un palpitar constante con la identidad que lo sustenta y por la que sigue siendo una opción para muchos padres que lo eligen pensando en la formación integral de sus hijos.

Esto, que parece ser algo obvio, sigue siendo objetivo fundamental cuando debe concretarse en un proyecto y vivirlo cada día. En este sentido, y por tratarse de educar a través de la acción, los equipos Directivos de los distintos colegios que configuramos esta ilusionante tarea nos hemos reunido en El Escorial para conocernos mejor, formarnos, convivir, compartir e ir trazando bases de lo que queremos construir.

El pasado viernes 16 de marzo, nos incorporamos, con prisas e incertidumbre, todos los miembros de los equipos Directivos de los diversos puntos de España (Andalucía, Castilla La Mancha, Madrid, Castilla León, Cataluña, Islas Baleares) para sentir el calor de la acogida por parte de nuestro Equipo de Titularidad. Tras la bienvenida y la oración inicial, pudimos disfrutar y regodearnos de una intensa y emocionante jornada de Formación por parte de Chema Lázaro que vino a compartir con nosotros “El poder del todavía”. Nos regaló más de “ocho razones” para creer en el aprendizaje significativo, en la metacognición, en la neurodidáctica, en el cerebro límbico, en la motivación, en la atención, en la memoria, en nuestras emociones… Nadie mejor que él podía conjugar una exposición amena, elaborada e inteligente con juegos activos, con sentido, joviales… Conceptualmente, pudimos aprender bastante sobre la plasticidad de nuestro cerebro y sobre el “papel” diferente (aunque nos empeñemos en creer que todos aprenden igual) que cada uno de nuestros alumnos tienen en el aula.

La tarde transcurrió también con la presencia de Josep María Nonay y su divertido taller de “Risorrato”. Las dosis de dopamina y adrenalina que desprendimos a través de los distintos juegos de conocimiento y cohesión planteados, culminaron en una porción de serototina servida con la satisfacción de sentirnos unidos e identificados con un mismo proyecto. Las carcajadas y el buen clima formaron parte, igualmente, de la receta propuesta.

La jornada del sábado nos sirvió para establecer planes de acción y trabajo en cada una de las áreas que abarca nuestra Fundación (Recursos Humanos, Área Pedagógica, Evangélica-Pastoral, Administrativa, Institucional…). Reunidos con nuestros homólogos, nos empapamos de las distintas líneas estratégicas para ir implantándolas en cada centro. Finalmente, no podía ser de otro modo, concluimos la mañana con una Eucaristía de Acción de Gracias.

Han sido bastantes los logros y objetivos conseguidos, aunque es urgente no solo conocer nuestra realidad sino también ponerse en actitud de agradecimiento hacia todos los que han hecho posible la unión e ir avanzando por el camino de la superación. Es decir, hemos de reconocer con gratitud lo bueno que hemos podido recibir y esforzarnos por superar aquello que haya entorpecido objetivos educativos y personales.

A pesar de los tiempos que corren, la familia sigue siendo el principal estamento de una estructura personal saludable y garantiza una buena calidad de vida a los individuos que la constituyen. Así son nuestros centros FEST. Si imaginamos la vida como una gran piscina, la familia sería como el trampolín. Pero hay que andarse con cuidado porque si los soportes del trampolín son débiles, el salto es siniestro. Si el trampolín se rompe o se deteriora, el niño se puede lesionar. Y si el pequeño o el adolescente no salta por miedo o porque el trampolín no lo impulsa, se queda colgado, dependiente, nunca se lanzará a vivir su propia aventura… Por eso, la familia trinitaria debe ser sólida y crecer basándose en el Amor, en el sentirse Apreciado, en la Comunicación, la Confianza y el Respeto. Si somos una familia, si podemos dejar a un lado lo que nos diferencia y sentarnos a hablar, es muy importante que lo hagamos como Moisés lo hizo, descalzos, sin prejuicios, ni ideas preconcebidas. Así, sólo así, nuestra familia será cada vez mayor.

Esta es la propuesta de los Centros FEST y así lo siento yo también: ¡descálzate!, ¡siéntate!, ¡escucha desde el corazón!, ¿avanzamos? 

Por todos los que fueron y serán, ¡SOMOS FAMILIA!

 

Lourdes Carmona Fernández

Profesora y Directora Pedagógica ESO

Colegio Stma. Trinidad-Trinitarios

Centros FEST – CÓRDOBA - 

Compartir

Sobre nosotros

Los centros educativos de la Fundación Educativa Santísima Trinidad (FEST) son expresión de la misión liberadora que a lo largo de los siglos ha caracterizado, en la Iglesia y en la sociedad, a los diversos institutos y congregaciones de la Familia Trinitaria; renueva su identidad carismática al servicio de todas las personas, educando en la libertad interior y exterior