"SOMOS UNO" CUARESMA 2019

La meta de nuestra vida es Dios. Pero andamos muy despistados y caminamos en otras direcciones. Como Dios es misterio, nos sobrepasa, no lo vemos, nos proponemos otras metas más comprensibles y asequibles, unos dioses más a nuestro alcance y nuestra manera. Y hacemos unos dioses preciosos, llenos de fuerza y encanto. Y decimos: éstos son nuestros dioses, los que nos liberan de antiguas esclavitudes y miserias, los que nos proporcionan bienestar y felicidad, un excelente nivel de vida, los que satisfacen nuestros deseos y esperanzas, los que curan nuestras enfermedades y prolongan nuestras vidas, los que nos defienden de amenazas y peligros. Y los llamamos economía, ciencia, tecnología, consumo, diversión, belleza, moda, arte, placer, poder,… A todos ellos adoramos, a todos damos un culto exagerado, de todos ellos nos sentimos devotos. 

Pero la verdad es que la realidad es muy distinta y que las promesas de estos dioses resultan engañosas. Es un precio muy caro el que hay que pagar para conseguir el favor de estos ídolos y, una vez conseguido, no nos satisfacen, nos angustian y estresan la vida.

El valor más estimado en nuestra civilización es la libertad. En nombre de la libertad hemos dado culto al individuo. Aplaudimos a los que triunfan en la vida, a los que prevalecen  sobre los demás, a los espíritus fuertes que no tienen que depender de nadie. En nombre de la libertad aceptamos la competencia cruel, el mercado injusto, las relaciones personales humillantes o el consumo degradante. Una libertad que riñe con la justicia no puede ser verdadera. Una libertad que no respeta al otro no puede ser verdadera.

“Somos uno” es la propuesta para vivir la Cuaresma 2019, con el deseo de seguir creciendo en el valor comunitario de la persona. Es verdad que el otro origina problemas, que el otro me condiciona y, a veces, me crucifica. Si enfocamos el lema con una luz más comprensiva, con empatía, nos encontramos con una realidad distinta, encontraremos en el otro matices nuevos, dimensiones sorprendentes, hasta sagradas, sacramentales. Y nos daremos cuenta de una gran verdad, que yo necesito del otro, que yo sin el otro no puedo ser, que el otro es para mí una ayuda. Mi yo, la persona, se realiza en el tú, en la relación con los demás, en la capacidad de ser amado y amar.

Os invitamos a vivir la Cuaresma caminando juntos, en familia, sintiendo que “somos uno”. Vivir la cuaresma desde la comunidad es realizar el camino juntos, viviendo las debilidades en familia, sabiendo que no estamos solos y que en los momentos difíciles Dios Trinidad se hace uno con nosotros. Y nuestro objetivo es mostrar a ese Dios que se hace uno con nosotros, haciéndonos nosotros uno con los demás. Ése es el verdadero ayuno que Dios quiere: que seamos uno con los demás.

Compartir

Sobre nosotros

Los centros educativos de la Fundación Educativa Santísima Trinidad (FEST) son expresión de la misión liberadora que a lo largo de los siglos ha caracterizado, en la Iglesia y en la sociedad, a los diversos institutos y congregaciones de la Familia Trinitaria; renueva su identidad carismática al servicio de todas las personas, educando en la libertad interior y exterior